Las carillas dentales, sonrisa de Hollywood

Las carillas dentales, sonrisa de Hollywood

Las carillas dentales son unas finas cubiertas que se superponen en la cara exterior de los dientes para mejorar su forma, coloración, desgaste o separación. O por el hecho de querer lucir una sonrisa perfecta, de Hollywood. La apariencia final es muy natural y atractiva. Este tratamiento se recomienda cuando el paciente no se quiere someter por ejemplo a un tratamiento de ortodoncia, aunque su efectividad no es tan alta y sí que es necesaria la ortodoncia.

Las carillas dentales son una opción estética para mejorar sobre todo el tono y la separación de los dientes. O si tienen fracturas o están deteriorados, ya que las carillas cubren la dentadura con una superficie renovada. Se trata de un proceso poco invasivo, personalizado y casi artesanal, que suele incluir dos visitas a la clínica. En la primera, tomamos moldes de la boca del paciente -si se van a colocar carillas de porcelana-. Después en el laboratorio, se fabrican las carillas dentales. Y en la segunda visita, estas se colocan sobre la superficie de los dientes, adhiriéndose de forma fija.

 carillas ceramica composite

Tipos de carillas dentales

Las carillas pueden ser de 'composite' (materiales sintéticos), de cerámica o prefabricadas. Cuando hablamos de carillas de cerámica, en la consulta dental se lleva a cabo en primer lugar un diagnóstico y reconocimiento. El objetivo es para valorar si son adecuadas para ese paciente en concreto. Si es así, se toman moldes dentales -si es necesario-, y tras la fabricación de las carillas dentales, estas se fijan.

Cerámica y composite

Antes de proceder a la colocación de las carillas cerámicas, hay que pulir y preparar ligeramente el diente. O prácticamente nada si se utiliza el material 'Lumineers' (carillas extra delgadas de cerámica, idóneas si los dientes tienen una posición aceptable). Sin embargo, si son composite -material estético-, se colocan directamente en la misma clínica sobre los dientes sin limarlos, y sin pasar por el proceso de laboratorio.

Prefabricadas

Pero existe una tercera posibilidad: las prefabricadas “Componeer”. Este tipo de carillas dentales está disponible en varios modelos, para elegir el que le va mejor al paciente -ya que se pueden probar-. Tampoco hace falta, en este caso, limar la dentadura en muchas ocasiones.

El odontólogo te recomendará unas u otras estudiando cada caso concreto, para conseguirte ese sonrisa de Hollywood que tanto deseas y que ya puede ser una realidad. Pero recuerda que según el estado de tu dentadura, quizá las carillas dentales no sean aplicables en tu caso. Para lograr unos buenos resultados, los tratamientos de ortodoncia (que puede ser invisible!) son a veces la respuesta definitiva.

Por el Dr. Dmitri Naumov, Odontólogo.

Para ampliar información:

93 723 51 00

 

No hay comentarios.

Agregar comentario